Tiendas Autoportantes

Se montan con unas varillas ligeras y se aguantan por si mismas sin necesidad de colocar los vientos (cuerdas de sujeción). Son prácticas porque las puedes montar en cualquier lugar sin tener que perder tiempo clavando piquetas. Útiles para interiores de casas abandonadas o lugares resguardados de la lluvia.