COMANCHE MONTANA

El remolque tienda sin piquetas para los más ruteros

 

   Los remolques-tienda gozan de muy buena aceptación para un sector de los campistas, sobretodo familias y parejas con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, aunque esta actividad del caravaning es la más practicada por todos los segmentos de edad.

 

  Cuando de lo que se trata es de hacer el viaje o la escapada lo más ligera posible, durmiendo hoy aquí y mañana allí, nuestro elemento de acampada idóneo es el remolque-tienda. Pero si además lo que queremos es que “plantarlo” sea un abrir y cerrar de ojos, nuestro carro-tienda será el Montana, de COMANCHE.

 

  El modelo que nos ocupa es un remolque con avancé incorporado de apertura instantánea sin necesidad de clavar ninguna piqueta. Esto es lo que le da un valor añadido: el poder tenerlo totalmente plantado en una maniobra que no llega ni a los 5 minutos, a diferencia de los remolques con piquetas, más amplios en cuanto al salón del avancé, pero más pesados de montar.


   

   El Montana tiene una capacidad de 4/6 plazas, con dos camas separadas por el doble techo interior pudiendo convertirse en una sola habitación.

   En su variante LX la tienda incorpora una puerta más por la parte opuesta al acceso principal y la posibilidad de acoplar una extensión trasera (Back Extension) que añade una estancia más al remolque tienda, pudiendo ser usado, por ejemplo como cocina. Así mismo, el avancé accesorio del modelo MONTANA LX tiene un atractivo diseño con el frontal superior arqueado.

 

   El más reciente Montana Explorer (el que aparece en las fotografías adjuntas) incorpora somieres de láminas y una zona de almacenaje más amplia.

 

   Aunque el remolque posee una baca portaequipajes en su tapa superior, si nuestra finalidad es la rapidez en el montaje no conviene cargarla mucho, pues debemos recordar que se trata de la base del remolque una vez abierto y es la parte que apoyará en el suelo.

Un cofre (en opción) que se puede montar sobre la lanza, nos permitirá guardar sillas, mesas, cocinas y todo lo básico para la acampada.

 

   En marcha casi no se nota que arrastramos un remolque, pues apenas pesa 395 Kg (la mitad de una caravana pequeña), lo cual puede hacer olvidarnos que tiramos de él, con el consiguiente peligro. La visibilidad trasera no se reduce, dada su baja altura, y la escasa largada que tiene no nos planteará problemas de maniobrabilidad, aunque se requiere una mínima destreza para maniobrar marcha atrás. El consumo de carburante no se verá incrementado en exceso pues se conjugan las dos variables que acabamos de apuntar: poco peso y baja altura, lo cual no opone apenas resistencia al aire (muy a tener en cuenta cuando tiramos de caravana),

 

 

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS

 

  PMA: 395 kg.


  Longitud total: 3,67 m.


  Longitud con lanza: 2,50 m.


  Altura: 0,99 m.


  Capacidad: 4/6 personas


  Medidas cama: 1,90 x 1,21